Email: office@yourdomain.com
Phone:: +44 20 7240 9319
back to top

La maldición del conocimiento en tus comunicaciones de marca.

¿Te ha pasado que en los textos de tu web o en general los textos de tus contenidos, no estás obteniendo la respuesta e interacción que buscas?

Puede ser que tu mensaje no está siendo entendido y por esta razón no está causando impacto y mucho menos engagement. Esto es más frecuente de lo que se crees y cuando estamos del lado del que crea los contenidos puede que pasemos por alto lo que se conoce como LA MALDICIÓN DEL CONOCIMIENTO.

En todas las historias hay villanos, así que vamos a hablar del villano número uno al momento de crear historias y comunicaciones para marcas y es: el Conocimiento. ¿Cómo puede ser esto posible?, cuando se habla todo el tiempo de la especialización. Déjame explicarte a qué me refiero. Hay una tendencia psicológica natural al momento de generar ideas en nuestro cerebro referentes a temas que dominamos y esta tendencia se manifiesta cuando queremos expresarles a otras personas que no están tan familiarizadas.

Te voy a contar una historia que explica esta tendencia/maldición a la perfección la Dra. Elizabeth Newton realizó un experimento de conducta (con el cual se doctoró en Psicología en la Universidad de Stanford) donde reunió a un grupo de personas dividiéndolas en 2 grupos, a unos los llamó los Oyentes y a los otros los Altavoces a estos últimos se les dio una lista de 25 canciones muy populares, como lo que sería para nosotros Las mañanitas o México Lindo, de la que tenían que elegir una y mediante golpecitos en una mesa con la mano, replicando el ritmo, tenían que comunicarles a los oyentes que canción era. Es el típico de cuando escuchas una canción que no conoces en la radio rumbo al trabajo y llegas tarareando a tus compañeros preguntando el nombre y nadie te entiende nada. Para que te des una idea de qué tan común es esto volviendo al experimentos de Oyentes y Altavoces solo pudieron adivinar que canción era con el ritmo en golpecitos un 2.5% 😮

Cuando tarareas una canción es natural que la escuches en tu cabeza, pero si alguien no la conoce lo único que escucha son ruidos extraños. Y para ti como Altavoz es inconcebible que la otra persona no entienda. Es decir cuando tienes cierta información, te es difícil imaginar no disponer de ella, nos cuesta recordar cómo era cuando no lo sabíamos. Y esto crea una barrera a la hora de comunicarlo a quienes no lo saben, esto pasa todo el tiempo entre directivos de empresas y sus empleados, maestro y alumnos, y en muchos prestadores de servicios profesionales en el momento de crear sus comunicaciones de marca, y si lo que vendes es un intangible esto es todavía más frecuente, es como si escucharas una musiquita en tu cerebro que nadie más puede oír.

¿Cómo podemos romper con esta maldición?

La opción fácil sería nunca aprender nada y asi nunca llegar a ser experto. (jejejeje es broma). Y la otra opción es ir transformando los conocimientos que tenemos, para esto existen varios métodos y ejercicios que podemos llevarlo a cabo.

El primero es:

Mantente en lo simple.

Cuando estés escribiendo la descripción de tus servicios o productos, mantente en lo simple, resiste lo tentador que resulta hablar de todos tus conocimientos con uso de tecnicismos. Y muy importante no se trata de que les hables a tus usuarios como si fueran idiotas, lo ideal es tener muy claro tu mensaje, y describirlo de forma simple y concreta.

El segundo:

Apóyate del uso de imágenes a modo de analogías.

Es decir cuando estés explicando un tema usa algo que pueda ser muy común a tu audiencia. Por ejemplo: Trabajar a modo Freelance es como ser un animal salvaje con la opción de ir a donde quieras. Al usar la imagen del animal salvaje es una forma concreta de hablar sobre la libertad, creatividad, retos, peligros etc. ¿A ti que te vienen a la mente al pensar en un animal salvaje, dentro de este contexto?

El tercero:

Intenta explicar el porqué haces las cosas en lugar del que haces. 

Esto te ayudará a conectar desde un lugar más cercano y emocional, evitando la trampa del racionalizar demasiado.

El cuarto:

La táctica de los  porqués.

Preguntarte el porqué te llevará a la esencia que sustenta tus ideas, este método basado en preguntas sirve para explorar las relaciones causa-efecto y es muy sencillo de aplicar.

Ejemplo:

¿Por qué decidiste abrir una empresa de productos de belleza?

Porqué para mi es muy importante que las mujeres se sientan hermosas.

¿Por qué es importante para ti que las mujeres se sientan hermosas?

Porqué si una mujer se siente hermosa, es más segura de sí misma y es esto la lleva a desarrollarse mejor en sus actividades diarias.

¿Por qué es para ti importante que las mujeres se desarrollen mejor en sus actividades diarias?

Porqué las mujeres contamos un inmenso potencial y tenemos mucho que aportar en muchos ámbitos.

Y así  puedes seguir preguntando hasta llegar a lo más simple y concreto de las ideas, además que podrás bajar ideas muy complejas en ideas simples que puedan conectar directamente con tu audiencia.

Y es gracias a este método que deje de usar el término Materiales Audiovisuales en los contenidos de ILoveTV.

Espero que este post te sea útil y te invito a que comentes qué te pareció y si sufres o haz sufrido LA MALDICIÓN DEL CONOCIMIENTO.

No existen comentarios

Deja tu comentario

Protected by WP Anti Spam